Lo que debes hacer cuando tu empresa tiene coche de empresa con GPS

gps empresa

El avance tecnológico está aquí y es innegable. Usarlo para mejorar nuestro negocio es primordial. En este caso, queremos darte las claves necesarias que tienes que tener en cuenta si estás conduciendo un coche de empresa con GPS. Si bien es cierto que aporta innumerables beneficios a la compañía, como trabajador es importante que conozcas tus derechos, cuándo es legal usarlo, en qué horario, etc.

 

 

Información de interés si tienes coche de empresa con GPS

Tanto si eres un transportista de mercancía, como si usas un coche de empresa con esta tecnología, debes tener en cuenta ciertos aspectos. Incorporar un GPS a  tu vehículo ayuda a facilitar ciertas tareas, como puede ser programar viajes seguros, a la par que evitar incentivos que supongan aumentar la velocidad para lograr objetivos empresariales. De igual modo, llevar a cabo una conducción ecológica y aportar datos reales del trabajo que estás desempeñando, evitando así malentendidos con el empleador.

Para la empresa, tener una localización GPS de flotas es primordial para llevar un buen control de sus vehículos y proporcionar a sus clientes datos reales del transporte encargado o el recorrido que sus conductores realizan. La gestión de flotas eficaz puede mejorar el funcionamiento de la empresa, siempre y cuando se respeten una serie de normas.

Control de empleados con GPS: cuándo es posible

Evidentemente, como trabajador también tienes tus derechos y, si usas el mismo coche fuera de tu jornada laboral, debes saber que este control de GPS debe estar desactivado fuera de tu horario establecido. Es decir, los viajes que realices fuera de tu jornada laboral establecida bajo contrato deben ser privados y, por tanto, exentos de control de GPS.

Fuera de tu jornada, el empleador no está autorizado a seguir un registro de los recorridos que realices. Esto incluye aquellos que siguen usando el mismo vehículo, tanto en su vida privada como en su jornada laboral. De esta manera, como empleado, debes disponer de una herramienta que permita desactivar el control por GPS u otra tecnología de geolocalización una vez que tu jornada de trabajo haya finalizado.

Hay que destacar que, aunque el empresario no necesite la autorización de los empleados para llevar a cabo dicho registro de localización para determinar hora y finalización de trabajo, descansos, recorridos realizados, etc., están obligados a comunicar a sus empleados la utilización de geolocalización en sus vehículos durante la jornada laboral, así como de lo que supone dicha recavación de datos, como las consecuencias de negarse a proporcionarlos. En el caso de que la empresa no notifique debidamente las características del programa de localización GPS de flotas, si se diera algún despido relacionado con esta materia, este quedaría invalidado.

Firmar un compromiso entre ambas partes puede ser una de las soluciones acertadas a la hora de establecer el sistema de coche de empresa con GPS. De esta manera se evitarían malentendidos, los trabajadores estarían informados de las reglas de uso y las consecuencias de no proporcionar dichos datos, al igual que el empleador se compromete a no registrar datos fuera del horario laboral.