Gestión 2.0 de flotas: ¿tienes claro de qué va?

Gestor de FlotasNon classifié(e)

La gestión 2.0 de flotas se ha convertido en uno de los paradigmas más importantes en la logística actual. Se trata de un sistema que facilita mucho el trabajo y permite optimizar rápidamente los resultados de la empresa. ¿Quieres saber un poco mejor en qué consiste? Pues sigue leyendo, que te lo explicamos.

En qué consiste la gestión 2.0 de flotas

Generalmente se centraría en el control de vehículos por GPS. Es decir, estos aprovecharían la conexión a Internet para emitir su posición en tiempo real y, de esta manera, que una flota de camiones se pudiese gestionar de un modo más eficiente. Estos son los principales puntos del proceso:

Se localiza en tiempo real a los camiones de transporte: Esto ofrece una tranquilidad no solo para ti como empresa, piensa que tus clientes van a agradecer saber en qué momento del transporte están sus productos gracias al seguimiento GPS.

Una seguridad extra para trabajadores y para vehículos. Si un transporte, por ejemplo, atraviesa determinada zona sin cobertura y sufre cualquier tipo de percance, el aviso se puede emitir a través de la red. De esta forma, desde la central siempre se puede conocer el estado general del vehículo y, por lo tanto, también el del transportista. De forma que la seguridad de ambos se vea incrementada.

Una ruta optimizada. Y, por lo tanto, un envío que llega mucho antes a su destino. Piensa que siempre hay atascos, retenciones o puede haber tramos cortados en determinadas autovías. Si desde central puedes manejar esta información, tienes la opción de alterar los viajes o los trayectos en tiempo real. Para que, de esta manera, este tipo de accidentes no le quiten tiempo a tus envíos.

Disminuyen las infracciones cometidas. En general, cuanta más información se tenga menos probabilidades hay de cometer irregularidades. En algunas ocasiones los envíos tienen unas características muy determinadas. Por ejemplo, pueden ser alimentos refrigerados. En estos casos es crucial cumplir con una normativa muy específica para su conservación. Si un transporte se encuentra con irregularidades en su camino, va a tener que apurar más para que no corran riegos los productos que transporta. En cambio, con un control GPS de la situación es mucho más sencillo orientar el transporte por una ruta rápida y segura.

Una inversión menor en dinero. Una vez se optimice adecuadamente el trabajo, uno puede disponer de menos camiones de repuesto, ya que los inconvenientes se pueden manejar y, por lo tanto, solucionar en tiempo real.

La clave: la localización GPS

Buena parte de la información en este tipo de controles logísticos viene directamente de la localización GPS. Al poder geolocalizar cada vehículo se puede gestionar mejor el plan y la estrategia de reparto. Es una forma de controlar tu flota de manera global en tiempo real y de conocer, además, el terreno y sus circunstancias.

En conclusión, la gestión 2.0 de flotas supone utilizar las nuevas tecnologías para el beneficio de tu empresa. De esta forma podrás crear una estructura de negocio más eficiente y, también, más segura para los tuyos.