Cómo saber elegir los vehículos para la flota comercial

Gestor de FlotasNoticias Gestión de Flotas

Son muchos los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de elegir los vehículos que van a integrar la flota comercial de tu empresa o negocio. Del acierto en la elección va a depender en gran medida la operatividad de tu compañía, y su éxito y solvencia a corto y medio plazo.

Como sabes, se trata de un mercado que lleva mucho tiempo al alza en España y que se acerca ya a niveles similares que se dieron en los años anteriores a la crisis. Cada ejercicio son más los vehículos comerciales que se matriculan en nuestro país, tal y como se observa en los datos que facilita la Asociación Española de Fabricantes de Coches y Camiones (ANFAC), que indican que el incremento cada período de 12 meses supera el 15 % desde el pasado 2015.

La mejora que está experimentando la economía empuja a las empresas a apostar por la renovación o ampliación de su flota comercial. Además, el impulso del comercio electrónico hace más latente la necesidad de cubrir el reparto de proximidad, de manera que los vehículos ligeros de carácter comercial se convierten en herramientas imprescindibles.

Los datos, como puedes observar, son positivos y alentadores, lo cual no significa que elegir la mejor flota para tu negocio haya dejado de ser una tarea complicada. Son muchos los factores que es importante que manejes si quieres sacar el mayor partido y rentabilizar al máximo tu inversión.

Factores a manejar en la confección de tu flota comercial

Los consejos que te ofrecemos para ayudarte en esta complicada misión tienen por objeto analizar cada detalle que pueda interferir en el desarrollo adecuado de la actividad de tu empresa, e influir en el ahorro económico. Una de las herramientas más usadas es el TCO (coste total de propiedad o coste de utilización), que analiza todas estas variables:

Eficiencia. Dependiendo de la actividad a la que te dediques, así van a ser las necesidades que vas a tener que cubrir a la hora de conformar tu flota de vehículos.

Planificación. Deberás tener claro el número de vehículos que necesitas y el modelo que te vaya a permitir ser más eficiente. Ten en cuenta para ello la plantilla de conductores con la que cuentas y define una política interna de flota.

Financiación. Existen numerosas fórmulas, como el leasing, la adquisición en propiedad, el renting, el renting flexible o el carsharing. Todo dependerá de la situación puntual de tu empresa.

Mantenimiento. En tu elección debes contemplar situaciones como el mantenimiento preventivo y correctivo de los vehículos, la pérdida de valor por el paso del tiempo y las averías, etcétera.

Costes. Las cargas impositivas por cuestiones de permisos de circulación, ITV, pólizas de seguros… deben estar presentes a la hora de tomar tu decisión.

Operativa y gestión. Necesitarás herramientas telemáticas de localización GPS como 4GFlota para mejorar el control de tus vehículos, teniendo en cuenta factores como las rutas más eficientes y las alternativas, los tiempos de recorrido, ahorro de combustible…

Teniendo en cuenta cada uno de estos apartados a la hora de confeccionar tu flota comercial y analizando cada detalle optimizarás, seguro, tu inversión.