¿Cómo la gestión de flotas puede resolver los problemas de la paquetería?

Gestor de FlotasNoticias Gestión de Flotas

La gestión de flotas de paquetería enfrenta un alto grado de competitividad durante lo que conocemos como la «última milla». Este es un concepto que utilizamos para referirnos a todos los procesos que tienen que ver con la calidad de la entrega final de la paquetería al cliente que ha hecho un pedido.

Los retos que puede ayudar a superar el seguimiento GPS de paquetería

Toda persona que compra un artículo a través de un comercio de Internet espera que llegue a sus manos cuanto antes. Esto significa que el servicio de envío es una de las características que mejor va a valorar nuestro cliente, y que determinará en buena parte su satisfacción y su fidelidad. Es decir, mejorar la experiencia del usuario es una de las más poderosas herramientas de marketing para nuestro ecommerce. De hecho, se calcula que un 37 % de los clientes online no vuelven a comprar en una tienda si les ha proporcionado una experiencia deficiente a la hora del envío.

Mejorar la «última milla» con localización GPS de paquetería

Utilizar un sistema de seguimiento GPS para paquetería puede ayudar a nuestra empresa de logística o servicio de comercio electrónico a mejorar en los siguientes aspectos:

Gestión de los gastos: un 28 % de los gastos de un envío los conforman los procesos de última milla. Muchos negocios ecommerce suelen cargar estos costes a los compradores, lo que proporciona una experiencia insatisfactoria. Depende de cada empresa afrontar una política de precios al respecto, pero la localización GPS de paquetería puede ayudar a hacer más eficiente y barata la distribución final.

Eficiencia del envío: la velocidad a la que un cliente recibe en su domicilio lo que ha adquirido es otro factor de gran demanda. La cadena de suministro debe ser eficiente para que podamos satisfacer de manera correcta dicha demanda, y las nuevas tecnologías, especialmente en lo referido a geolocalización mediante GPS, ayudan a los mensajeros a hacer mejor su trabajo en el último tramo.

Localización de los clientes: siguen existiendo lugares en los que las direcciones postales no son las corrientes, o son nuevas, y que hacen muy difícil la localización de la dirección de envío al transportista. El uso de sistemas de geolocalización GPS de los clientes nos permiten poner en manos de los empleados el medio más preciso de llegar hasta el cliente sin problemas.

Ofertar los envíos a distintas horas: tradicionalmente, los horarios de las empresas de reparto en España son de 8 de la mañana a 6 de la tarde, las mismas horas a las que los clientes pueden estar trabajando.

Por ello, muchas empresas de logística ya permiten el elegir si realizar la entrega de mañana, tarde o noche, o durante los fines de semana. Un servicio por el que muchos clientes están dispuestos a pagar un poco más, con tal de recibir cómodamente sus artículos.

Los retos que necesitamos superar en cuanto a la gestión de flotas de paquetería pueden superarse con ayuda de las nuevas tecnologías de geolocalización y la voluntad de mejorar la experiencia de los clientes.