Relación entre sueño y accidentes de tráfico: lo que debes conocer

Gestor de FlotasNoticias Gestión de Flotas

La relación entre sueño y accidentes de tráfico es innegable. Numerosos estudios demuestran que este factor es una de las causas principales por las que se producen los accidentes. Sin embargo, muchas personas no le dan la importancia que tiene.

Relación entre sueño y accidentes de tráfico

La falta del descanso, junto con el consumo de alcohol y drogas son las tres razones por las cuales se producen más muertes en la carretera. Si nos fijamos en los datos de la Sociedad Española del Sueño, 1 de cada 5 accidentes de tránsito se producen por la falta de sueño o exceso de fatiga al volante del conductor.

Tanto es así que aunque la mayoría de los accidentes se den a la luz del día ya que es cuando hay más tráfico, es por la noche cuando se producen los accidentes más graves y con más víctimas. 

Efectos de la falta de sueño en la conducción

La falta de descanso puede afectarte de numerosas formas y la mayoría de ellas son peligrosas para conducir. Por ejemplo, aletarga tus sentidos, algo muy peligroso si vas en carretera. También te producirá pesadez en los ojos e incluso falta de concentración. 

La primera de las consecuencias que afectan directamente a la conducción es la pérdida de agudeza visual. Es decir, si conduces con sueño tu vista no estará en condiciones óptimas. Algo que podría hacerte calcular mal las distancias o no distinguir la apertura de las curvas.

En segundo lugar, el tiempo de reacción aumenta. Por tanto, estarías mucho más expuesto a sufrir accidentes ya que al frenar, cambiar de carril o reaccionar ante cualquier estímulo te encontrarías en desventaja.

Cabe destacar que también la vigilancia general disminuye a causa de que el sistema nervioso se encuentra cansado y comienza a perder el control. Y, por último, tus reflejos disminuyen y, como ya sabes, tener buenos reflejos es vital para evitar accidentes por imprudencias ajenas y propias.

Tiempos de conducción y descanso

Ahora que sabes todo esto, entenderás la importancia de estar al tanto de los tiempos de conducción y descanso así como de otros consejos que evitarán que te sientas cansado al volante.

El primero de todos es que procures dormir ocho horas, que es lo que se estipula como necesario para el ser humano de media. Este tiempo de descanso es imprescindible para estar en una situación óptima para conducir.

En la conducción de diaria se estima que el conductor ha de descansar 45 minutos tras conducir 4 horas y media, y tras esto podrá continuar la marcha otras cuatro horas. Otra posibilidad es conducir una hora y media, descansar 15 minutos y proseguir durante 2 horas más.

Al día, el tiempo de conducción no puede sobrepasar las nueve horas. Y de forma semanal un conductor no puede estar más de 56 horas al volante ni más de 90 en dos semanas seguidas.

Ahora que conoces mejor la relación entre el sueño y los accidentes de tráfico entenderás la importancia de cumplir con los descansos y no excederte en las horas de conducción. No es solo tu vida, sino la de todos. 

imagen