Conducción eficiente en invierno: consejos

Gestor de FlotasNoticias Gestión de Flotas

conducción eficiente en invierno

La conducción eficiente es muy importante ya que trae una gran cantidad de beneficios. Entre ellos, el ahorro de combustible y el menor perjuicio para la mecánica de tu vehículo. No obstante, esta conducción deberá llevarse a cabo de diferentes formas dependiendo de la estación del año. Así pues, en este artículo vamos a darte consejos para que conduzcas eficientemente durante el invierno.

Consejos para la conducción eficiente

La conducción eficiente tiene múltiples ventajas para ti y para tu coche. Si realmente quieres evitar hacer un mal uso de él y mantenerlo en buen estado es positivo que prestes atención a los siguientes consejos.

Elimina el hielo y la nieve

Limpiar tu coche y quitar los restos de hielo y nieve ayudará a que el coche se caliente de forma más rápida evitando forzar la mecánica de tu vehículo.

Comprueba el mantenimiento

Es decir, asegúrate de que tu coche tiene el suficiente líquido limpiaparabrisas, líquido de frenos, anticongelante y un nivel de aceite adecuado. Aunque esto pueda parecer una tontería influirá muy positivamente en la conducción y evitará forzar el vehículo.

Batería en buenas condiciones

El frío puede resentir las baterías de los coches. Por ello, es importante que compruebes que la tuya está en buenas condiciones para afrontar el invierno. Además, llevar pinzas de arranque en el maletero sería una precaución añadida bastante adecuada. Así evitarías quedarte tirado debido a las heladas.

Neumáticos y ahorro de combustible

El frío hace que la presión de las ruedas descienda. Por ello, durante el invierno deberás comprobarla más a menudo. Esto, entre otras cosas, evitará que el coche emplee un exceso de combustible.

Por otro lado, resulta también importante comprobar el dibujo de las ruedas, que siempre debe ser mayor a tres milímetros. Por último, llevar cadenas en el maletero si no tenemos puestos neumáticos de frío es muy importante.

Arranque y freno suave

Con las bajas temperaturas lo ideal es que arranques el coche de forma suave y lo lleves poco revolucionado. Esto se debe a que así se irá calentando progresivamente y sin verse forzado por las altas revoluciones y acelerones.

De igual manera, también se debe frenar suavemente y reducir las marchas lo más tarde posible. 

Distancia de seguridad

La distancia de seguridad es muy importante en invierno ya que el frío puede congelar las calzadas y las tormentas pueden mojarlas haciéndolas muy resbaladizas. Así pues, mantener esta distancia te evitará accidentes y frenazos bruscos.

Descansos cada 2 horas

La DGT recomienda descansar cada dos horas al volante un mínimo de 45 minutos. Esto nos ayudará a reducir la fatiga la cual es una de las principales causas de la conducción brusca.

Este tipo de conducción es lo contrario a la conducción eficiente y es el motivo por el que tu vehículo podría deteriorarse más de lo que le corresponde.

Conduce con prudencia

Por último, debemos destacar que la mejor forma de cumplir con una conducción eficiente es siendo prudentes. Si no eres prudente y cuidadoso al volante caerás en malos hábitos que te harán conducir inadecuadamente. Esto repercutirá negativamente sobre tu vehículo, sobre ti mismo y sobre quienes estén en la carretera.